5_Ways_How_To_Prevent_Condensation_In_Tent

5_Ways_How_To_Prevent_Condensation_In_Tent

Pasar noches en el campo puede ser una aventura agradable e impresionante. Caminar por la naturaleza, montar una fogata, asar colillas de pollo y dormir bajo la luna y las estrellas son algunas de las experiencias que despejarán sus pensamientos y crearán recuerdos alucinantes.

Pero una cosa que realmente puede matar el ambiente es tener una caída de cascada helada en tu cara cuando estás dormido. Nada puede arruinar una buena aventura al aire libre más rápido que una carpa húmeda.

Cuando el interior de tu refugio se moja, puede provocar humedad en tu saco de dormir y ropa, lo que se traduce en noches frías y por supuesto, una mochila más pesada. También podría poner en riesgo el almacenamiento de alimentos. Afortunadamente, los intentos de condensación se pueden minimizar. Pero para hacer esto, primero debemos comprender qué es y, lo más importante, qué lo causa.

¿Qué es la condensación?

La condensación es el proceso mediante el cual la humedad del aire se convierte en líquido y se acumula en el techo y las paredes de su tienda. Pero, ¿de dónde viene esta humedad?

En la mayoría de los casos, la condensación de la tienda es causada por la humedad y el aire que exhalamos. Cuando hace calor afuera y hay demasiada agua en el aire, esta agua se almacena en estado gaseoso. Pero cuando las temperaturas comienzan a bajar, las moléculas de agua se agrupan para formar agua. Si su tienda de campaña no es impermeable o no ha sellado sus costuras, esta agua penetrará a través de ella y mojará su interior.

Se observa un escenario similar cuando respira. Por lo general, exhala aire caliente. Si la temperatura fuera de la tienda baja, también baja la temperatura dentro de la tienda, enfriando las paredes y el techo. Dado que las moléculas de aire caliente están en constante movimiento, cuando golpean la superficie fría de la tienda, disminuyen su velocidad y se condensan para formar agua.

Si bien es imposible eliminar por completo la condensación en las carpas, hay algunas cosas que puede hacer para minimizarla. ¡Sigue leyendo!

Cómo prevenir la condensación en la tienda

1. Cree suficiente ventilación

¿Sabías que exhalas casi un litro de agua mientras duermes? Incluso sin ir a lo básico, todos sabemos lo empapadas que pueden quedar las cosas con solo medio litro de agua. ¡Ahora imagina que tienes una tienda de campaña para 10 personas con toda tu tripulación adentro!

El aire que exhala por la noche mientras duerme es la principal causa de condensación en la tienda. Sin embargo, si tiene un flujo de aire adecuado, puede eliminar parte de esa humedad. Una excelente manera de hacer esto podría ser dejar abiertas las ventanas de la carpa. También puede enrollar o abrir la cremallera de la entrada frontal de su tienda para que el aire del interior no se humedezca demasiado.

Si está acampando en invierno o en un clima frío, es posible que sienta la necesidad de dejar la carpa completamente sellada para que pueda mantenerse caliente, pero le diga qué, este no debería ser el camino a seguir. Su tienda debe tener siempre algo de ventilación; de lo contrario, tendrá que lidiar con la condensación, que es aún peor.

Sería aconsejable vestirse abrigado que dejar su refugio completamente sellado. Invierta en equipo para acampar para el clima frío, como un saco de dormir de invierno, un forro para el saco de dormir y una colchoneta para dormir, de modo que no tenga su tienda de campaña totalmente cerrada.

2. Elija su campamento sabiamente

2._Elige_tu_campamento_ sabiamente

La mejor ubicación para instalar una carpa será aquella que tenga menos condiciones que puedan contribuir a la condensación. Evite los lugares que estén cerca de un cuerpo de agua donde la humedad sea alta. Si va a montar su tienda de campaña sobre césped verde, utilice una lona o una huella para reducir la humedad que sube del suelo.

Manténgase alejado también de los valles bajos. Estos tienden a acumular aire frío y producirán más humedad en el suelo porque no hay suficiente flujo de aire.

Para estar seguro, considere terrenos elevados con temperaturas más cálidas y buen flujo de aire o más viento. Si su tienda está recibiendo suficiente flujo de aire, el riesgo de condensación se minimizará y podrá pasar sus noches en el bosque sin preocuparse de que su saco de dormir se moje. Sin embargo, debe poder soportar la severidad de los vientos.

1. No convierta su tienda de campaña en una cocina

A veces es demasiado tentador cocinar dentro de la tienda, especialmente cuando el clima es demasiado frío, pero esto está mal. Si eres un campista serio y quieres usar tu refugio portátil durante más tiempo, debes resistir la tentación de cocinar tus comidas dentro. Es inseguro en todos los sentidos.

Para empezar, cualquier llama o elemento calefactor dentro de la tienda puede provocar un incendio grave. E incluso si tiene mucho cuidado, todavía existe el riesgo de que algo se incendie, lo que puede ser peligroso.

En segundo lugar, el vapor de la comida y el agua hirviendo se acumulará en el interior de la tienda, de lo que será bastante difícil deshacerse. El agua condensada se esconderá en las costuras y pequeñas grietas de su tienda de campaña y secar esto más tarde para que pueda guardar la tienda puede que no sea tan fácil. ¿El resultado? El moho se desarrollará y comenzará a devorar su refugio poco a poco y pronto hará un viaje a su minorista para comprar uno nuevo.

Por último, no querrás que tu tienda de campaña sea la razón por la que te visitarán osos y otros animales nocturnos mientras duermes. Si hay algún olor a comida en su tienda, puede estar seguro de que la tienda será un destino para osos, rastreadores y muchos otros carroñeros durante la noche. Cocine al aire libre sin importar el frío que haga o el tamaño de su tienda; te ahorrarás muchos problemas.

2. Traiga una lona para la tienda

Si está acampando o haciendo mochileros bajo la lluvia y necesita montar una tienda de campaña más tarde, asegúrese de llevar una lona. Cuando está lloviendo, prevenir los intentos de condensación puede ser aún más difícil, especialmente si no ha impermeabilizado su tienda.

Empaque una lona grande y extiéndala sobre su área para cocinar y comer para que pueda protegerse de la lluvia mientras cocina. De esta manera, permanecerá caliente y seco mientras prepara sus comidas y no tendrá la tentación de mover su estufa de campamento a la tienda.

Tu mosca de lluvia debe cubrir bien tu tienda. Además, asegúrese de colocarlo correctamente, ya que esto determinará la cantidad de humedad que ingresará a la tienda. Extiéndalo lejos de los lados de la tienda para que el agua de lluvia no entre.

Colocar la lona correctamente también permitirá una circulación de aire suficiente dentro de la tienda, lo cual es importante para combatir la condensación. Solo asegúrate de que no toque la tienda para que el agua no se filtre.

3. Inspeccione su tienda antes de acampar

Un truco para acampar eficazmente es inspeccionar su equipo antes de salir para asegurarse de que cada pieza funcione de manera eficiente. Su carpa, al ser uno de los equipos de campamento más importantes, no es una excepción y debe funcionar de manera óptima para minimizar la condensación.

Colóquelo en el patio trasero e inspeccione las rejillas de ventilación, las costuras y la cremallera en busca de daños. Arregle estos si es necesario.

Luego, rocíe agua sobre el techo de la carpa para ver si hay rasgaduras o rasgaduras que dejan entrar el agua. A veces, cuando las costuras se secan, hacen que el material de la carpa se encoja haciéndola más permeable al agua. Puede reparar esto rociando un sellador de carpas en las puntadas de costura.

No tiene que hacer esto cada vez que planea un viaje de campamento. Sellar su tienda de campaña es solo una medida de prevención para hacerla más repelente al agua y minimizar la condensación. Hacerlo una o dos veces al año mantendrá su refugio funcionando correctamente.

Resumen de FreeDeportes Surf

La condensación nunca es completamente evitable, pero con las medidas adecuadas, puede minimizarla para tener una noche más seca en el campo. La forma más fácil y eficaz de evitar los intentos de condensación es tener suficiente ventilación, evitar acampar cerca de cuerpos de agua y evitar cocinar dentro de la tienda. Si está lloviendo, tenga una lona para mantener alejada el agua de lluvia.

Verá humedad fuera de la tienda cuando se despierte por la mañana, pero si ha seguido los consejos anteriores, eso es exactamente donde se supone que debe estar.

Más reseñas de camping:

Fuente

  1. 5 formas de reducir la condensación en la tienda de campaña de su caravana, marscapers.com




Otros artículos escritos por nuestros expertos: