What_Are_the_Advantages_of_a_Type_IV_PFD

¿Cuáles_son_las_ventajas_de_un_tipo_IV_PFD

Cuando se habla de dispositivos de flotación personales, la mayoría de la gente tiende a pensar en chalecos salvavidas o chalecos salvavidas. Sin embargo, hay varios otros tipos de dispositivos de flotación personales disponibles, uno de los cuales es el PFD Tipo 4. Aunque algunas personas pueden conocer algunas de las ventajas de estos PFD, otras pueden preguntarse cuál es la principal ventaja de un PFD tipo IV y si realmente lo necesitan. A continuación, discutimos algunas de estas ventajas, junto con algunas reglas de la Guardia Costera con respecto al uso de tales PFD. Pero primero, ¿qué es exactamente un PFD tipo IV?

¿Qué es un PFD tipo IV?

Un PFD Tipo IV es muy diferente de todos los demás tipos de PFD que utilizan los navegantes y los entusiastas de los deportes acuáticos. En primer lugar, un chaleco salvavidas tipo IV no está diseñado para que lo use una persona, a diferencia de los chalecos salvavidas. En cambio, es un dispositivo arrojadizo que está destinado a ser arrojado a la persona en el agua. La persona en el agua agarrará y sujetará el PFD Tipo IV para quedarse mientras espera el rescate.

Dicho esto, existen ciertas restricciones en cuanto al uso de un PFD Tipo IV. Por un lado, generalmente no se recomienda su uso cuando se navega en aguas donde hay mucha perturbación del agua como olas y corrientes de agua o vientos fuertes. Esto se debe a que tales elementos, especialmente las olas, harán que el PFD Tipo IV se lance en el agua e incluso flote lejos de la persona en el agua.

Además, los PFD Tipo IV no deben arrojarse al agua a personas inconscientes y no nadadores. Dada su situación, no podrían agarrar el PFD, lo que lo volvería inútil. Sin embargo, es prudente errar por el lado de la seguridad y tener uno a bordo junto con otros chalecos salvavidas y chalecos salvavidas. La Guardia Costera en realidad requiere que los barcos grandes y los botes lleven uno cada vez que navegan. Aunque los requisitos de la Guardia Costera para botes de menos de 16 pies no establecen que un PFD Tipo IV sea necesario, se recomienda que dichos botes lleven ya que se puede usar para ayudar a las personas que se han caído al agua, incluso si llevan chalecos salvavidas y chalecos salvavidas.

Tipos de PFD tipo IV

Los PFD tipo IV están disponibles en tres tipos. Algunos fabricantes pueden ofrecer o vender otros tipos de PFD Tipo IV; sin embargo, los tres siguientes son los más comunes y son los aprobados para su uso por la Guardia Costera.

  • Boyas de anillo. Las boyas de anillo son el tipo más común de PFD Tipo IV disponible y se pueden ver en casi todos los barcos. A veces, también se pueden ver a lo largo de muelles o marinas o incluso en piscinas. Las versiones modernas de los PFD Tipo IV a menudo están equipadas con luces que se pueden activar, una característica que es muy útil cuando se trata de rescates nocturnos.
  • Cojines flotantes. A diferencia de las boyas de anillo, los cojines flotantes tienen forma cuadrada y no tienen agujeros en forma de «rosquilla». Se parecen mucho a un cojín de asiento para un sofá o un sofá. Una característica destacada de los cojines flotantes es que tienen dos correas donde la persona en el agua puede insertar sus brazos para que el PFD no se escape. Sin embargo, la persona no necesita insertar los brazos en las correas. Simplemente pueden colocar el PFD debajo de su pecho y flotar sobre él. También pueden usar sus piernas para remar e impulsarse a través del agua.
  • Boyas de herradura. Como sugiere su nombre, estos PFD Tipo IV tienen una forma muy parecida a una herradura. Por lo general, se fabrican con un núcleo de plástico celular que está cubierto con una cubierta revestida de vinilo. Al igual que los cojines flotantes, las boyas de herradura también están disponibles en una variedad de colores, aunque parece que el blanco y el amarillo son los más comunes.

Ventajas de un PFD tipo IV

Ventajas_de_un_tipo_IV_PFD

Algunos pueden cuestionar la necesidad de un PFD Tipo IV cuando todos los demás en el bote usan un chaleco salvavidas o chaleco salvavidas. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que un PFD Tipo IV es muy diferente de otros tipos de dispositivos de flotación personales. A continuación, se muestran algunas de las ventajas de un PFD tipo IV.

Sin restricciones de tamaño

Una de las principales ventajas de un PFD Tipo IV es que no tiene restricciones de tamaño a diferencia de los chalecos salvavidas y otros tipos de PFD. Dicho esto, todos, independientemente de su edad, altura y peso, podrán usar PFD tipo IV en momentos de necesidad. Esto también significa que el PFD no tiene ningún diseño especializado, a diferencia de los chalecos salvavidas para mujeres que están diseñados para adaptarse a la forma del cuerpo de una mujer. La falta de restricciones de tamaño se debe principalmente a que los PFD Tipo IV no están diseñados para usarse, sino que sirven como un dispositivo flotante que los usuarios pueden agarrar o dejar caer cuando lo usan.

Sin embargo, debe tenerse en cuenta que tener un chaleco salvavidas Tipo IV (que puede ser usado por cualquier persona) en su bote no significa que pueda ignorar tener chalecos salvavidas que le queden bien. Incluso si tiene varios PFD Tipo IV en su barco, aún necesita tener chalecos salvavidas para todos sus pasajeros. Esto significa tener chalecos salvavidas para niños y adultos, e incluso chalecos salvavidas para bebés si viaja con uno. Y si tiene un perro a bordo, es posible que también desee llevar un chaleco salvavidas exclusivo para perros. Recuerde, los PFD tipo IV solo deben usarse como respaldo de los PFD y los chalecos salvavidas que se pueden llevar puestos.

Marcador de ubicación

Otra ventaja de un PFD tipo IV es que también se puede utilizar como marcador de ubicación. Las personas en el bote pueden desplegar inmediatamente el PFD Tipo IV después de una situación de ‘Hombre al agua’ arrojándolos en la ubicación exacta o en la última posición conocida donde la víctima cayó o fue vista por última vez. Este marcador se puede utilizar para ayudar al operador de la embarcación a dar vueltas y regresar al área del incidente para iniciar un rescate.

Sin embargo, existe el problema de que los PFD Tipo IV sean arrastrados por la corriente, lo que puede suceder en aguas abiertas. Esto es especialmente cierto si hay fuertes corrientes u olas y viento. Sin embargo, los PFD de tipo IV aún pueden resultar útiles en tales situaciones. Por ejemplo, puede ayudar al operador de la embarcación a determinar la dirección de la corriente, y si la víctima llevaba un chaleco salvavidas u otro chaleco salvavidas, existe la posibilidad de que también haya sido arrastrado en la dirección de la corriente. Esto ayudará a al menos reducir el área de búsqueda en lugar de verificar aleatoriamente las áreas que rodean la ubicación original donde cayó la persona.

Remolcable

La mayoría de los PFD de tipo IV, especialmente los tipos de boyas de anillo, se pueden sujetar a una cuerda incluso cuando no se utilizan. Así, cuando se lanza a la persona en el agua, la cuerda va con él. Con la cuerda, las personas en el bote pueden remolcar a la víctima sujetando el PFD Tipo IV. Esto facilita el rescate y también elimina la necesidad de que los rescatistas salten al agua, naden hacia la víctima y naden de regreso al bote con la víctima, lo que puede ser agotador y agotador para el rescatador (en cuyo caso tanto la víctima como el rescatador se encuentra en una situación peligrosa).

Sin embargo, tenga en cuenta que no todos los PFD Tipo IV tienen cuerdas o líneas de tiro unidas a ellos. Las líneas a menudo se compran como un artículo separado, aunque algunos fabricantes de boyas venden boyas compradas y líneas de tiro como un paquete.

Reglas sobre el uso de PFD tipo IV

  • Llevar un chaleco salvavidas tipo IV aprobado por la Guardia Costera es parte de los requisitos de la Guardia Costera para embarcaciones de más de 16 pies de eslora. No existe un requisito específico en cuanto al tipo de dispositivo arrojable (por ejemplo, boya de anillo, herradura o cojín flotante) mientras esté aprobado para su uso por la Guardia Costera.
  • No se requiere un PFD Tipo IV en kayaks o canoas, independientemente de su longitud. Sin embargo, los guardacostas aún pueden requerir el uso de otros tipos de chalecos salvavidas o PFD adecuados para dicha actividad (chalecos salvavidas de kayak para ser más específicos) para garantizar la seguridad del remero. Sin embargo, algunos remeros llevan cojines flotantes, que a menudo usan como relleno para el asiento o cojín para las rodillas, pero esto no se recomienda ya que la altura adicional puede afectar la estabilidad del kayak o canoa y arruinar el cojín flotante.
  • Los cojines flotantes no se deben utilizar como cojín de asiento, ya que esto dañará dicho dispositivo e impactará negativamente en su flotabilidad.
  • Los PFD de tipo IV deben estar fuera de su empaque original y fácilmente disponibles para su uso cuando sea necesario.
  • El dispositivo arrojadizo debe mostrarse en un área que lo haga visible para todos en el bote. No debe guardarse debajo del asiento del barco, los casilleros, la cabina del piloto o en cualquier otro lugar donde esté oculto a la vista.

Resumen de FreeDeportes Surf

Entonces, ¿cuál es la principal ventaja de un PFD Tipo IV? De hecho, hay varios de ellos. Por un lado, son dispositivos arrojables que, cuando están atados a una línea de tiro, pueden usarse para tirar de la víctima hacia el bote y fuera del agua. En segundo lugar, no hay restricciones de tamaño, lo que significa que tanto niños como adultos pueden utilizar un PFD tipo 4 estándar. Por último, al no estar desgastados, se pueden utilizar como marcador para marcar la última posición conocida de la persona que cayó por la borda. Con suerte, estas son razones más que suficientes para que considere llevar un PFD Tipo IV en su bote, aunque ya tenga chalecos salvavidas para navegar a bordo.

Más reseñas de chaleco salvavidas:

Fuentes

  1. Selección, uso, desgaste y cuidado de PFD, Guardia Costera de EE. UU.
  2. Tipos de chalecos salvavidas, Boat US Foundation




Otros artículos escritos por nuestros expertos: